Artículos etiquetados con:ux
Diseño de interacción: la importancia del feedback en UX

En el mundo real, si presionas un interruptor, das un volantazo o le dices a tu pareja que hoy volverás tarde, pasan cosas. Unas las ves venir, otras no tanto. El mundo de los productos digitales también funciona así. En este post vamos a ver la importancia del diseño de interacción, del feedback sobre las acciones del usuario.

 

 

EL CONTACTO VISUAL

Para entender la importancia de mantener el contacto visual, podemos ponernos en la siguiente situación: dejar de mirar una pelota que viene hacia nosotros a gran velocidad. Al cerrar los ojos, lo más normal es desconcertarse. Empiezas a sudar, tu cabeza se llene de inquietudes (cuánto tardará en llegar, dónde podrá darme, etc.) y probablemente tu instinto te sugiera que lo mejor que puedes hacer es salir de ahí.

Cuando navegamos por un producto digital (web o app) que no ofrece feedback, nos encontramos en el mismo caso. Somos incapaces de visualizar lo que está pasando o está por venir.

Sin el correcto tratamiento de la presentación de los elementos, los efectos de hover y la transición entre pantallas, un usuario puede sentirse frustrado o perdido. Y lo peor de todo, posiblemente acabe abandonando la página.

 

Interacción contacto visual - SDOS

No todos los usuarios son como este gatete

 

Por este motivo, es fundamental realizar una maquetación centrada en el usuario. Cuando trabajamos en la maquetación de un producto digital también estamos diseñando. Diseñamos interacción, diseñamos experiencia de usuario.

La manera en la que aparecen y se disponen los elementos en pantalla invita al usuario a seguir un orden de lectura y ayudan a suavizar el impacto de la primera visualización. Además contribuyen a orientar al usuario hacia el contenido que más interese a los objetivos que han motivado la creación del producto.

 

Diseño de interacción - web Aussa - SDOS

Proyecto web – Aussa

 

Otros recursos de interacción son los efectos de hover. Éstos indican al usuario que los elementos que los presentan contienen más información y lo incitan a seguir navegando y/o profundizando en los mismos mediante la acción de clic. También podemos utilizar esta acción, el hover, para anticipar parte de la información que el usuario podrá encontrar a continuación sin obligarlo a abandonar la página o pantalla en la que se encuentra.

 

Diseño interaccion Fraternidad Muprespa - SDOS

Proyecto web – Fraternidad Muprespa

 

En este caso, nos adelantamos a la acción del usuario y le mostramos qué va a encontrar si completa la acción de clic. La filosofía es la misma, ayudar al usuario a tener el control de la situación. De igual forma, tras este clic, una suave transición entre pantallas mantiene el contacto visual del usuario y le ayuda a posicionarse, a saber de dónde viene y dónde está.

 

Diseño de interacción - App Junta al día - SDOS

Proyecto app – Junta al día

 

 

LA PUESTA EN ESCENA

Una buena interacción de usuario ha de tener objetivos simples, claramente definidos, y una duración corta. De nada sirve adorarse con florituras o movimientos que distraigan al usuario. La misión es guiarle progresivamente y hacer que su experiencia de navegación sea lo más sencilla y efectiva posible.

La animación funcional es un tipo de transición sutil que tiene un propósito claro y lógico. Genera fluidez en los movimientos entre pantallas del producto digital en el que estemos navegando.

  • Reduce la carga cognitiva.
  • Previene la “ceguera de cambio” (falta de ubicación o contexto al cambiar de página).
  • Explica los cambios con conexiones visuales.
  • Establece un mejor recuerdo de las relaciones espaciales.
  • Da vida a la interfaz de usuario.

Material design es un claro ejemplo de cómo ha de completarse una transición tras la acción un usuario.

Interaccion material design - SDOS

Transiciones en Material Design

 

En el anterior ejemplo observamos cómo la animación, de forma simple y efectiva, permite mantener el contacto visual con el elemento pulsado.

En definitiva, animadas o no, las transiciones son elementos:

  • Facilitan al usuario el entendimiento y la fluidez en la navegación.
  • Aumentan la usabilidad.
  • Crean las expectativas necesarias aportando pistas de lo que va a suceder a continuación.
  • Ayudan a los usuarios a orientarse.
  • Identifican los elementos de la pantalla con los que los usuarios pueden y deben interactuar.

 

 

ANÁLISIS, ACCIÓN, INTERACCIÓN

El diseño de la interacción normalmente tiene lugar en los procesos de conceptualización y diseño UX/UI.

Cada proyecto digital es un nuevo reto y, por tanto, cada uno debe enfocarse de una forma independiente y personalizada. Sin embargo, todos deberían mantener la filosofía de estar centrados en el usuario final.

Por ello, es importante estudiar las diferentes tipologías de los contenidos existentes en el portal o aplicación. Intentaremos analizar su relevancia que tienen para el usuario. Sólo así podremos comenzar a hablar de un producto de calidad.


UX: algo más que un concepto que está de moda

Última generación. Wearables. Beacons. Blockchain. Kit Kat, Lollipop u Oreo, el que más te guste. El S, el Plus y cómo ser Robert Capa con un teléfono. No es que los productos digitales vivan sujetos a la temporalidad y la novedad marcadas por el paso de las modas; es que las imponen.

Si miramos no hace mucho tiempo atrás, quien hablara de tener un eCommerce o una app desarrollada desde un remoto generador online, podía verse en según qué círculos como un loco visionario. Vender en Internet. Pedir a tus clientes que introdujeran sus tarjetas de crédito en una web y pulsaran el botón ‘PAGAR’ (“vaya usted a saber lo que hacen una vez que tienen los datos…”). Utilizar el móvil para algo más que comunicarse. Hoy nos parecen hitos tremendamente lejanos, pero no lo son.

¿Recuerdas las nubes de tags? Si siguiesen siendo un elemento recurrente, no habría empresa tecnológica en la que no apareciese el término UX. En grande, en el centro. No hay conferencia/libro/formación/conversación sobre tecnología en la que no se hable User Experience. Pero, ¿es el UX algo que está de moda?

 

 

MIL Y UNA DEFINICIONES DE UX

En teoría, la experiencia de usuario es la articulación de elementos e interacciones de forma que el uso de un producto o servicio esté acorde con las expectativas del usuario. Siendo prácticos, el UX no es sólo facilitar al usuario que llegue donde quiere ir, sino orientarle a que vaya hacia la consecución de nuestros objetivos.

Entonces, ¿por qué se habla ahora tanto de UX? La respuesta es sencilla: plataformas de descarga llenas de aplicaciones zombies, plataformas web con tasas de rebote altísimas, redes sociales llenas de comentarios negativos o reclamaciones con “Estimada Marca, esto no funciona“. En resumen, por la gran cantidad de personas a las que ver sólo una página o pantalla les basta para abandonar una web o app por desinterés, por ver sus expectativas insatisfechas o porque los colores les han dañado las retinas de por vida. Grandes inversiones sin retorno. Fuegos artificiales.

Y como nos hemos dado cuenta: pues ¡todos a hacer UX!

Como dijo una vez un amigo, “esto son palabrejas nuevas para cosas que se han hecho toda la vida“. Y, aunque el contexto era otro, tenía razón. Vamos a verlo.

 

 

EL SUPERMERCADO DE TODA LA VIDA

Desde mi perspectiva, hacer un buen trabajo de experiencia de usuario no consiste en otra cosa que aplicar coherencia y algunos principios de marketing (Kotler, 1980). Dicho así parece que cualquiera podría hacer UX. Tanto o igual como decir que cualquiera podría tener un negocio de éxito o petarlo en Youtube.

Para ejemplificarlo he pensando en un caso práctico. Un gran trabajo de UX que todos conocemos y donde el éxito se mide tanto en satisfacción del cliente como en las conversiones (ventas): el supermercado de toda la vida.

 

1. CONOCER AL USUARIO

No existe otro punto de partida (ni de fin) que no sea conocer a los públicos. Quiénes son. Qué buscan. Qué les motiva. Qué les gusta. Qué consumen. También es necesario plantear estas incógnitas en negativo.

UX - Conocer usuario - SDOS

 

Por supuesto, el estudio del usuario debe tener en consideración el entorno tanto geográfico como social en el que se encuentra. También es necesario estudiar el mercado, la competencia o los actores que ofrecen servicios o productos similares. ¿Qué podemos ofrecerle que no encuentre en otro sitio? ¿Cuál es nuestro valor diferencial?

Abriremos un supermercado en la zona donde tengamos certeza de que existen clientes dispuestos a comprar y crearemos un producto digital para cubrir una demanda que sabemos que hay usuarios que necesitan cubrir.

 

2. PRIORIZAR Y ORDENAR

Que nuestro objetivo primero sea vender no quiere decir que dispongamos todos los productos sin orden alguno, esperando que el cliente los encuentre, se los lleve y, para rizar el rizo, la búsqueda le guste tanto que quiera repetir.

UX Priorizar y ordenar - SDOS

 

Cuando existe mucha diversidad de productos o servicios, es necesario establecer un orden y prioridad. ¿Qué nos interesa que nuestros clientes se lleven a casa?

Para facilitar que los clientes encuentren los productos, en el supermercado se agrupan en pasillos o lineales por tipología: higiene, limpieza, refrigerados, etc. Dentro de esta estructuración, hay posiciones estratégicas: las situadas junto a los pasillos principales o las que se encuentran a la altura de los ojos de los clientes.

Los mismo sucede con contenidos y funcionalidades; deben articularse de forma que sean entendibles e inequívocamente localizables por los usuarios.

Al igual que se colocan los chicles en la línea de caja, los elementos se disponen en la pantalla de forma que resulten apetecibles. Son cosas que no buscabas pero que, al encontrarlas así, resultan casi irresistibles.

En este sentido también habría que analizar la realización de promociones. Habrás visto millones de veces productos en oferta o personal del supermercado ofreciendo muestras o degustaciones. Son recursos que funcionan como reclamo por su acotación temporal o su carácter disruptivo. ¿Tendría el mismo efecto sobre las ventas tener un producto todo el año a 3×2? Claro que no.

Esto podría compararse a newsletters o notificaciones push, elementos que, en su justa medida, son magníficos amplificadores de la oferta consiguiendo tasas de respuesta muy elevadas.

 

3. DAR COLOR

Una vez que tengamos claro quiénes son nuestros clientes y qué vamos a ofrecerles, diseñaremos una identidad compacta y acorde.

IX - Dar color diseño - SDOS

Seleccionaremos colores, tipografías, elementos de cartelería, bolsas, y hasta el gorro de la persona que nos atenderá en la panadería. Todo debe percibirse como un conjunto. Todo se debe cuidar al detalle.

En este diseño cuidaremos también de la accesibilidad. El ancho del pasillo o las rampas de acceso del supermercado son equiparables en el UX digital al tamaño de las fuentes o los contrastes de color.

 

4. ITERAR

¿Te suena el A/B testing o las pruebas de usuario? Una vez construido el supermercado, deberíamos establecer un sistema de mejora continua que nos ayude a conocer mejor al usuario y su comportamiento en el centro. Qué hacer para vender más y mejor.

Así, podemos cambiar los productos de lineal para cotejar qué variación funciona mejor, o instalar cámaras u otros sistemas que aporten mapas de calor y nos sirvan para saber qué zonas son más recurrentes y dónde nos interesan colocar nuestros productos.

En el entorno digital existen diferentes herramientas analíticas que reportan todo tipo de datos, paneles de control que facilitan la lectura y comparación de toda la información.

 

 

EL UX EN LA CONSTRUCCIÓN DE PRODUCTOS DIGITALES

A nadie se le ocurría poner un solo ladrillo o comprar metros y metros de estanterías sin saber qué van a alojar, cómo, para quién, ni cuánto costará finalmente. En construcción de software sucede lo mismo.

Es por este motivo por el que se realizan ejercicios como las conceptualizaciones. Porque son procesos iterativos que ofrecen la posibilidad, antes de construir el supermercado, de realizar una simulación hiperrealista para conocer el punto de vista de los usuarios potenciales antes de lanzarnos a los ladrillos. El resultado de este proceso será el prototipo de un producto viable, atractivo, funcional y de interés para los usuarios.

Pero como decíamos antes, esto es sólo el comienzo. Garantizar una experiencia de usuario satisfactoria es un trabajo continuo, una investigación y análisis constantes. El reto consistirá en adaptar nuestro producto a una realidad, como un público, tan cambiante como las modas.

 

 


Navegación móvil: el menú está servido

Durante los últimos años, en el campo del diseño y la usabilidad se ha hablado mucho sobre navegación en móvil. Y cuando digo mucho, quiero decir más de lo usual. En este post haremos un repaso de su evolución y trataremos de explicar cuáles son los motivos de este interés tan constante.

 

ANTES DE iPHONE, TODO ERA PC

Parece que no, pero las interfaces digitales en dispositivos cotidianos llevan con nosotros ya unas cuantas décadas. Cleopatra se lleva menos tiempo con los primeros móviles que con las primeras pirámides, así que imagina.

Con el lanzamiento del primer iPhone, allá por 2007, la navegación móvil comienza a desvincularse de la navegación de escritorio. Por entonces, las interfaces en dispositivos digitales lucían más o menos así:

Vista navegación pocket pc

Windows Mobile 5.0, 2005

Los ordenadores más pequeños o pocket PC (recibían un nombre casi literal) tenían el estilo, la cantidad de opciones, y hasta los mismos fallos de diseño que los sistemas operativos de la época.

Después llegaron las Blackberry con sus teclados físicos y su mejora en la tecnología de stylus para pantallas pequeñas. Poco tiempo tardó Apple en presentar su solución para el Smartphone moderno, ese que no necesita teclas ni punteros ya que su interfaz está pensada para los rechonchos dedos humanos.

Fue en este momento cuando se introdujo una de las pocas soluciones que perduran en el tiempo en el diseño de interfaz digital: el Tab Bar.

 

TAB BAR, UN VIEJO CONOCIDO

El Tab Bar organiza toda la información de la app al primer y más básico nivel de navegación de la misma. Aparece fijo en la zona inferior de la aplicación y permite cambiar rápidamente entre diferentes secciones de la misma. Por regla general, siempre mantiene el mismo formato y aspecto en toda la aplicación.

Navegación móvil - Tab bar iphone

Tab Bar. Guías de estilo de iOS 2017

Es una herramienta útil, relativamente elegante y, lo más importante, funciona. A pesar de ello, con el tiempo la Tab Bar empezó a verse cada vez más como un elemento anticuado, de una época pasada. Éramos personas modernas, no podíamos tener las opciones ahí abajo ocupando sitio. ¿Qué somos? ¿Animales? Necesitábamos una solución más elegante, más sutil, más de diseño.

 

¡OH, THE HAMBURGER MENU!

Eran momentos excitantes en la escena del diseño de UI/UX en productos digitales. Todo era posible. Así que arrastramos todas las opciones que nos ensuciaban la pantalla y las pusimos bajo un icono en una esquina. Nacía así el menú hamburguesa, bautizado por Google con el grandilocuente nombre de Nav Icon.

Navegación móvil - Google Material

Guía de Estilo de Material Design. Google, 2017.

El funcionamiento del menú hamburguesa es sencillo: al pulsarlo se despliega un listado en el que aparecen todas las secciones. Se trata del navigation drawer, un cajón (como indica su nombre en inglés) donde podemos guardar y organizar todas las opciones disponibles, y donde podemos situar otros elementos secundarios como enlaces a preferencias, logos de patrocinadores, etc. El resultado es una interfaz limpia donde destaca únicamente el contenido. Es sencillo, dinámico y nos permite extender la aplicación de forma indefinida. También es muy fácil de vender, pero eso es otro tema…

 

NAVIGATION DRAWER: UN CAJÓN ¿DESASTRE?

Con el nacimiento de la metodología de diseño Mobile First (diseñados primero para móviles y ya, si eso, vamos ampliando hasta la vista de escritorio) este patrón de navegación se fue incorporando a la web. La web comenzó a tener esta pinta:

Portal del empleado de Restalia. Proyecto de SDOS, 2016.

Cabeceras con imágenes enormes, completamente limpias, y con el menú hamburguesa siempre en la esquina. Si tu objetivo principal es ese: ¡enhorabuena, vas en buena dirección! No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo de navegación penaliza aspectos esenciales de algunas tipologías de aplicaciones y webs, como la transparencia, el engagement y la facilidad de uso por parte del usuario. Al no ser una opción tan evidente, la cantidad de usuarios que cambian entre secciones baja irremediablemente, y la experiencia en general es más pobre. No se invita a navegar.

Luke Wroblewski, uno de los diseñadores más importantes que actualmente trabajan en Google, compartía hacía unos años en su artículo Lo obvio siempre gana las métricas de una de sus aplicaciones, Polar: la cantidad de usuarios que cambiaban entres secciones se reducía drásticamente al pasar de un menú de navegación con pestañas a uno desplegable, similar al menú hamburguesa.

 

También Mike Stern, autodenominado Apple Design Evangelist, argumenta que en una interfaz digital siempre deberías ver claramente de dónde vienes y hacia dónde puedes ir. Los menús laterales no cumplen con esa función, puesto que ocultan toda la información al primer vistazo del usuario. Además, apunta que un menú hamburguesa duplica (como mínimo) el número de acciones a realizar para cambiar de sección.

Como hemos visto, el menú hamburguesa puede ser una opción interesante a nivel estético pero, a nivel funcional y de experiencia de usuario, los tests de usabilidad demuestran serias dificultades:

  • Afecta negativamente al descubrimiento del contenido, tanto en escritorio como en móvil.
  • No da una idea de lo que hay detrás.
  • La dificultad de las tareas aumenta al no mostrar las opciones claramente desde el primer momento.
  • El tiempo en completar tareas se duplica, como mínimo.
  • Los usuarios no están familiarizados con él. Esta conclusión puede variar según el público objetivo de la aplicación o web, pero sí es cierto que no es reconocible en el 100% de los casos: porque no es un estándar,porque no está soportado por todas las plataformas ni todas las herramientas, y porque lleva relativamente poco tiempo con nosotros.

Entonces, ¿debemos desechar por completo el menú hamburguesa en nuestros diseños? No todavía. Existen herramientas, webs o aplicaciones que se benefician de este tipo de navegación. Es el caso de aplicaciones en las que lo que interesa resaltar un contenido, una funcionalidad o mantener el área limpia y despejada en favor de la productividad.

 

PRIORITY+ O LA OPCIÓN SEGURA

Si el Tab Bar nos limita en número de opciones y los efectos negativos del menú hamburguesa desaconsejan su uso, seguro que te estás preguntando ¿cuál es la mejor opción? La respuesta es ninguna de las dos y las dos a la vez. Nace así el patrón de navegación Priority+, la combinación de ambas soluciones: cuando hay demasiados enlaces, mostramos los más recurrentes o interesantes y escondemos el resto. Un ejemplo claro es el de la aplicación como Facebook, donde se han optado por incluir botones de Más opciones dentro de sus barras de navegación.

Estamos ante una muy buena alternativa, pues da prioridad a ciertos contenidos mientras que deja otras opciones menos importantes a la voluntad de descubrir y buscar del usuario. Los datos indican que el 80% de nuestros usuarios utilizará solamente las opciones destacadas, y no echará de menos las demás. Para los que quieran realizar tareas secundarias o más avanzadas, siempre las podrán encontrar bajo el botón Más.

Navegación móvil - Tab bar Priority+

Gluten Detect. Proyecto de SDOS, 2017.

 

DISEÑANDO MÁS ALLÁ DE LAS TENDENCIAS

A simple vista, este último patrón puede parecer la solución definitiva a todos los problemas de navegación. Sin embargo, ninguna opción será la ideal para todos y cada uno de nuestros proyectos. Cada dispositivo y cada tipo de contenido necesita una estructura distinta en función del objetivo del proyecto y del comportamiento que busquemos provocar en el usuario. Cada proyecto requiere un tipo de navegación.

Portal web de la Diputación de Sevilla. Proyecto de SDOS, 2016.

  • En escritorio, es preferiblemente presentar la navegación de forma evidente, mostrando links en la barra superior de la web. A no ser que tu intención sea la de crear un sitio web lo más elegante y limpio posible.
  • En móvil,  lo aconsejable es repensar la navegación, cuanto más mejor.
    • Si se puede, reducir a 4 o 5 links principales, mostrarlos de forma que sean muy visibles y que resulte evidente que tienen una posición alta en la jerarquía de información.
    • Si tenemos más de 5 enlaces, la opción más razonable es ocultar algunos. Para ello podemos hacer uso del patrón de navegación Priority+.
    • Si una sección tiene mucho contenido, se podría implementar una línea de pestañas en la parte superior, de forma que lo filtre o lo pagine, y facilite la lectura.
    • No olvidemos otros tipos de navegación, ni la conveniencia de colocar enlaces de manera frecuente acompañando al contenido. Utilizando de forma inteligente los estados vacíos de ciertas pantallas sencillas o los tutoriales podemos ayudar a la navegación.

Como ves, no se debe tirar a la basura una solución concreta por sistema, sino estudiar cuidadosamente cada proyecto y sus objetivos para finalmente decidir qué tipo de navegación sería la más conveniente.

En diseño UI/UX, lo realmente importante es aplicar las buenas prácticas de usabilidad a cada proyecto, independientemente de la plataforma en la que estemos. Guiar al usuario a través de nuestra app o nuestra web sin interrupciones ni saltos no es fácil, pero si lo conseguimos, haremos que su experiencia sea agradable y, lo que es mejor aún, haremos que repita.

Y tú, ¿qué opinas?


La desestructuración del diseño web: renovarse o morir

Con la aparición de smartphones y apps, muchos afirmaban que la muerte de la web era simple cuestión de tiempo. Sin embargo, esta fue la oportunidad que los diseñadores aprovechamos para reinventar la web y sus formas.

Poco a poco, el contenido fue reduciéndose y las estructuras que regían los elementos pasaron a ser responsive para adaptarse a los nuevos dispositivos. A medida que cambiaba la forma de consumir contenidos digitales, cada vez de forma más móvil e inmediata, las mejoras de los equipos y los avances en CSS3 y html5 se fueron sucediendo, permitiendo así diseños más atractivos para el usuario.

Uno de los cambios más llamativos se ha producido en las estructuras o grids de diseño web. Estas nuevas formas de componer los elementos se conocen como broken grids u open composition; ya que en ellos los elementos parecen situarse sin responder a un orden lógico. A continuación, veremos algunas de las características más llamativas de este tipo de layouts.

 

COMPOSICIÓN LIBRE

Las nuevas tendencias en web design apuestan por composiciones más abiertas y fluidas en las que es más fácil crear puntos de atención destacando ciertos bloques. Con este tipo de diseño, evitamos la monotonía de bloques sucesivos a la que hemos estado acostumbrados hasta hoy.

Desaparece la segmentación marcada de contenidos cuyos límites eran fáciles de identificar y dejan paso a una separación entre ellos menos obvia.

Como vemos en el caso de AGQ Labs, los contenidos se suceden uno detrás de otros sin que haya una separación visible. El uso de espacios en blanco es suficiente para proporcionar la noción de estructura necesaria para entender la división de los bloques.

Navegación web en el proyecto AGQ - SDOS

 

 

CONTENIDOS ENFOCADOS A LA EXPERIENCIA DE USUARIO

Ahora que el usuario se ha acostumbrado a navegar por la web de manera totalmente intuitiva, es posible aprovechar esta ventaja para mostrar los contenidos de una forma más atractiva. Incluso contenidos que a priori no parecen ser útiles para el usuario, como aquellos más enfocados a comunicar los valores de marca.

Gracias a este tipo de contenido, creamos el interés necesario para prolongar el tiempo medio de permanencia en el sitio web y, sobre todo, conseguimos transmitir al usuario una experiencia positiva asociada a la marca, el producto o cualquiera que sea el objeto de la web.

En el proyecto que realizamos para Campus Ineco, al ser un sitio web dedicado a la consultoría de ingeniería, decidimos apostar por un contenido más visual. El objetivo era dar una dimensión humana y alejada de esa visión fría que se atribuye en general a las actividades que implican tecnología.

Proyecto web para Campus Ineco - SDOS

 

CONSUMO INMEDIATO

Si queremos que los contenidos de la web calen en los usuarios, debemos tener en cuenta los nuevos hábitos de consumo. Tal y como mencionábamos al principio de este post, la aparición de los smartphones ha cambiado por completo la manera de relacionarnos con los contenidos. No hay más que pensar en nosotros mismos: ¿cuánto tiempo dedicamos a cada post en nuestro feed de Facebook? O ¿cuántos caracteres caben en un tweet? Probablemente ni siquiera lleguemos a leerlos por completo. Priman la inmediatez y el carácter visual sobre todas las cosas.

En general, nos sobran los textos y nos basta con las imágenes. Los nuevos layouts abiertos permiten satisfacer ambas necesidades presentando la información de la misma manera en que lo haríamos en una red social a través de imágenes y textos reducidos.

Esta fue la principal consideración que tomamos en el proyecto Gambrinus Gastro. La estructura de este sitio web permite navegar de un contenido a otro como si se tratase de pequeñas historias, de imagen a imagen. A medida que hacemos scroll, sólo se visualizan imágenes y un texto reducido estableciendo así un paralelismo con la navegación en redes sociales.

Proyecto web para Gambrinus - SDOS

 

Como vemos, las nuevas tendencias de layouts web más flexibles no son más que la respuesta a la necesidad de poner en valor los contenidos en un momento en el que la atención y el tiempo que prestamos a estos se reduce progresivamente. Sin embargo, a la hora de diseñar un sitio web, hemos de tomarlo como lo que es, una tendencia. Puede ayudarnos a pulir la apariencia final; pero nunca basarnos en él como un dogma. La clave para garantizar el éxito de nuestro diseño y su durabilidad, reside en dar una respuesta personalizada a cada caso atendiendo a sus necesidades específicas.

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies